Dos meses después de la muerte de mí padre

Dos meses después de la muerte de mí padre, afiliado a su fundación, tengo la tranquilidad para escribirles este mensaje. El motivo fundamental es agradecer que exista un grupo de personas realizando una labor tan poco entendida por la sociedad.

En el caso de mi padre, agradecer profundamente la solidaridad brindada por la Fundación, pues nos orientaron y apoyaron durante el tiempo de hospitalización. Sentir solidaridad en esos difíciles momentos y hacer que el paso que todos en algún momento debemos dar, se pueda asumir de una forma tranquila y que frente a la inminente partida de un ser querido se tenga la sensación de estar acompañándolo adecuadamente, es algo que realmente tiene un gran significado.

Mis reconocimientos y los de mi familia por el profundo sentido humano del trabajo que realizan.

Antonio Rincón

Dos meses después de la muerte de mí padre