Doctor Juan Mendoza-Vega (q.e.p.d.)

Apreciados miembros de la comunidad de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente.
Con mucha tristeza en nuestros corazones lamentamos profundamente comunicar el fallecimiento del Dr. Juan Mendoza Vega, presidente de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente de Colombia, el día 7 de octubre de 2017.

La vida del Doctor Juan Mendoza Vega fue un ejemplo para todos los que tuvimos el privilegio de conocerlo y se caracterizó en cada uno de sus actos públicos y privados por la excelencia.

En lo académico se destacó por su inteligencia que le permitió desempeñarse con altura, no solamente, en el campo de la medicina, la neurocirugía y la ética médica, sino también en el periodismo, la historia y la Lengua Española. Miembro de diversos cuerpos colegiados, como la Academia Nacional de Medicina (de la cual fue presidente en varias oportunidades y de la que era secretario perpetuo), de la Academia de Historia, de la Academia de la Lengua, del Instituto Colombiano de estudios Bioéticos ICEB, actualmente era su Presidente, así como del Tribunal Nacional de Ética Médica, el cual también presidio. Fue además presidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Neurocirugía, Director del Instituto Neurológico de Colombia y miembro de la junta directiva de Analbe (Asociación nacional de Bioética).
Se desempeñó como Presidente de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente, Colombia desde 2003 hasta la su fallecimiento y Presidio la  Federación Mundial de Asociaciones por el Derecho a Morir, entre los años 2008 a 2010.
Se desempeñó en la Universidad del Rosario como profesor de neurología, neurocirugía, historia de la medicina, ética, bioética y legislación médica, de cuyo claustro fue nombrado como profesor emérito. Para todos los que fueron sus alumnos representó el ejemplo indeleble de lo que significa ser un buen médico, elegante en sus pensamientos, sentimientos y acciones y fue el inspirador de varias generaciones de médicos humanistas.  Tuvo también, una columna en el diario el espectador por más de 40 años que sirvió como faro de la profesión médica. Deportista en su juventud, practico la esgrima y fue aficionado a la pintura como espectador y creador.
En cada uno de los espacios donde participó fue defensor acérrimo de los derechos de los pacientes y de la excelencia de la profesión médica.
Todas estas virtudes las coloco al servicio de la causa de la protección del derecho a una muerte digna. Esto lo supo hacer con altura, y respeto por las diferentes creencias, propiciando siempre el dialogo y el consenso, lo que le valió el respeto incluso de aquellos que no compartían su forma de pensar. Participo en los distintos escenarios de la construcción de la política pública en esta temática, su trabajo sin lugar a dudas es un hito en la historia de la medicina colombiana. Todos los miembros del Consejo Directivo de la Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente valoramos profundamente su liderazgo y consideramos un privilegio de la vida el haber contado con su amistad.

Entre sus obras  se destacan Lecciones de historia de la medicina (1989); Dolor: fisiopatología, psiquiatría, manifestaciones y tratamiento (1990), y Hacia una medicina más humana (en colaboración con Francisco J. Leal Quevedo, 1997). Publicó también los poemarios Los mares interiores (2001) Contar hasta 80 y Segunda bitácora (2006).

Maravilloso esposo y padre, nuestras sentidas condolencias a su esposa María Victoria, a sus hijos Pilar, Claudia y Juan Alonso, a sus nietos, en cuyos corazones estará el siempre presente como en los nuestros.
Ana Isabel Gómez Córdoba Vice-Presidente DMD Colombia

Doctor Juan Mendoza-Vega (q.e.p.d.)