Somos DMD

- Historia -

DMD nació en 1979, por iniciativa de Beatriz Kopp de Gómez,
como primera organización de esta índole en América Latina.
Beatriz dedicó gran parte de su vida a defender y promover lo que ella
consideraba un derecho inalienable de las personas:
decidir cómo morir según sus propios deseos, una postura muy adelantada para su época.
Fue presidenta de DMD hasta su muerte en el 2006.

El espíritu libre de Beatriz, su amor por las manifestaciones estéticas, especialmente el ballet, su preocupación por los demás, su fuerza vital, su visión innovadora y su vocación filantrópica la llevaron a comprender que el amor por la vida también debía poderse manifestar en la voluntad de morir de manera  digna; es decir, morir según como cada quien ha vivido y quisiera morir. Inspirada en la organización “Concern for Dying” de Nueva York que está dedicada a apoyar las decisiones de pacientes que habían firmado un documento pidiendo morir con dignidad, reunió a un grupo de sus amigos, entre ellos médicos y abogados, para organizar y trabajar por una obra similar en Colombia.

El primero de agosto de 1979 nació la Fundación Solidaridad Humanitaria con el objetivo de dar a conocer la posibilidad de expresar, mediante un documento formal, la voluntad de morir dignamente cuando una enfermedad o accidente haga imposible un buen vivir. En 1983, su nombre cambió a Fundación Pro Derecho a Morir Dignamente DMD para hacer eco al modo como estas entidades generalmente se denominan en el mundo. Actualmente, un grupo interdisciplinario de profesionales de la salud, el derecho, la psicología, la educación, la filosofía, sacerdotes y guías espirituales hacen parte de la Fundación para divulgar, apoyar e informar sobre el derecho a morir dignamente y acompañar a los pacientes y sus familias al final de la vida.

Por su compromiso, apoyo y promoción del derecho de las personas a tener una muerte digna según su voluntad, DMD se ha ganado el respeto de las instituciones médicas del país, de quienes abogan por los derechos humanos y de la población en general. Además, se ha consolidado como pionera y  referente en la región, al ser la primera fundación de América del Sur que aborda esta temática. La Fundación es miembro activo de la Federación Mundial de Sociedades por el Derecho a Morir-World Federation of Right to Die Societies WFRtDS que agrupa a más de 57 organizaciones de 28 países.

https://wfrtds.org

X